martes, abril 20

Dolor de cabeza y fiebre son las principales consecuencias de vacunarse contra el Covid-19

0

Dolor de cabeza, cuerpo, fiebre, escalofríos y cansancio son los principales efectos secundarios que reportan los pacientes al  vacunarse contra la Covid-19.

El Centro Nacional de Farmacovigilancia (CNFV) del Ministerio de Salud recibió un total de 356 notificaciones de Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI), correspondientes a 84 hombres y 272 mujeres.

En el caso del Covid-19, la efectividad, según los estudios clínicos realizados por la farmacéutica Pfizer, es superior al 90% y brinda la tranquilidad a la población de que no se propague más el virus.

La vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech ya cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud y  Costa Rica adquirió unas dosis primero de esa farmacéutica y luego de AstraZeneca.

También, firmó un convenio con el mecanismo Covax de la OMS para recibir seis millones de vacunas más.

Con AstraZeneca,  el país recibirá un millón de dosis y se requieren dos por persona, esto quiere decir, que serán inmunizadas 500 mil personas con ella.

Mientras tanto, con Pfizer-BioNTech se negociaron tres millones de dosis, para 1.5 millones de personas.

Por otra parte, el mecanismo Covax de la OMS dará dosis de vacuna para inmunizar al 20% de la población costarricense, es decir, cerca de 1 millón de personas. Aún se desconoce cuál vacuna será la que suministre este mecanismo.

La Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología del Ministerio de Salud y de la Caja Costarricense del Seguro Social estableció un calendario con cinco grupos de personas que serán vacunadas.

Los sindicatos de educación cabildea para que los docentes sean vacunados para minimizar los riesgos.

La doctora Xiomara Vega de la Unidad de Normalización y Control de la Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitarios del Ministerio de Salud señaló que las reacciones adversas presentadas hasta el momento se encuentran dentro de las esperadas.

Para evitar efectos adversos las autoridades de Salud vigilarán a las personas por 30 días después de recibidas las dosis.   Nadie puede ser obligado a vacunarse.

Si los efectos secundarios son leves se darán instrucciones a la persona para aliviar los síntomas (como tomar acetaminofén), pero si son graves se activa todo un protocolo de investigación para determinar qué causó dicha reacción.

Compartir.

About Author

Deja un comentario